Martes, 23 Enero 2018 08:48

EL ARTE DE LA CERÁMICA LAMISTA, REGIÓN SAN MARTÍN, PERÚ

En la Villa de Jérica, Castellón, en el marco de las actividades programadas por las Fiestas Patronales en Honor a Santa Águeda, Manuel Méndez Guerrero, experto en proyectos de cooperación para el desarrollo, impartirá una conferencia e inaugurará una exposición fotográfica sobre “El arte de la cerámica lamista, Región San Martín, Perú”.

La conferencia y exposición fotográfica, versará sobre los procedimientos alfareros de las ceramistas kechwas que viven y desarrollan sus trabajos en la Comunidad Nativa Wayku en Lamas, Región San Martín, Perú.

Conferencia: Casa de Cultura de Jérica, 19:00h.

Exposición fotográfica: Museo Municipal de Jérica, inauguración, 20:00h.

Organizan:

- Ayuntamiento de Jérica

- Aula Senior de Jérica

 

INFORMACIÓN

EL ARTE DE LA CERÁMICA LAMISTA

En el Perú, el acceso de las mujeres del medio rural al conocimiento de su Patrimonio Cultural y a la toma de decisiones, tanto individuales como colectivas (gracias a la formación, a la información y comunicación global) ha permitido que estos conocimientos ancestrales sean rescatados, preservados y puestos en valor.

La realización de un trabajo de campo y la posterior edición de un Manual práctico “El Arte de la cerámica lamista”, muestra del conocimiento tradicional indígena, es consecuencia de estos importantes cambios sociales y culturales. Sus protagonistas son las artesanas kechwas que viven y desarrollan sus trabajos en la Comunidad Nativa Wayku en Lamas, Región de San Martín.

Ceramistas lamistas

 

A pesar de la creciente e imparable aculturación, las ceramistas lamistas celosas de su identidad kechwa se han mantenido fieles a sus singulares rasgos sociales y culturales prehispánicos.

En Lamas y en las diferentes comunidades nativas y aldeas trabajan la arcilla como un hermoso regalo de la Pachamama (Madre Tierra) y, como lo hacían sus antepasados, modelan sus piezas a mano sin torno.

Las piezas las decoran con diversos motivos: unos, inspirados en su entorno natural y, otros, geométricos. Luego queman sus creaciones en el suelo, a cielo abierto. Cada pieza es una obra única, expresión singular de su cosmovisión. Tinajas, tinajones, ollas, vasijas, jarros, tostadoras y platos conforman una producción utilitaria y de uso doméstico.

Las mujeres lamistas, además de ocuparse de los quehaceres domésticos, de las faenas agrícolas en sus chacras (terrenos cultivables), donde plantan y recolectan el maíz, frijoles, plátanos, caña, yuca y café, y de la cría de animales domésticos, fabrican sus propias vasijas en su vivienda, compartiendo un espacio importante entre enseres, animales domésticos y otros materiales propios de su labor.

El resto de la familia coparticipa, como una unidad productiva y económica, en la actividad artesanal, encargándose de la extracción de la greda en la minas, de la obtención de leña y agua, y del transporte y posterior venta de su producción artesanal.

 

Tradición y modernidad

Actualmente las artesanas lamistas se esfuerzan por rescatar y preservar sus tradiciones culturales y, en especial, las técnicas alfareras que heredaron de sus antepasados.

No obstante, los profundos cambios sociales y culturales, y el mercado globalizado con sus peculiaridades y tendencias en cuanto a diseños y calidades, y la introducción de nuevos materiales más duraderos como el metal, el plástico y el vidrio, les obligan a buscar nuevas alternativas y a dinamizar la producción reinterpretando, en un delicado equilibrio, sus propios valores culturales y sus señas de identidad.

Este Manual Práctico editado en el marco de un Proyecto de Cooperación para el Desarrollo pretende evitar que conocimientos milenarios que, en definitiva, constituyen la mayor riqueza de cualquier pueblo, que es su Patrimonio Cultural, caigan en el olvido.

 

Taller práctico

Para recopilar y ordenar la información oral y los procedimientos alfareros tradicionales trasmitidos de generación en generación se ha contado con el valioso apoyo de las artesanas y de los Clubs de Madres que agrupan a las más de 1000 alfareras existentes en Lamas y demás Comunidades Nativas Kechwas.

La creación de un equipo multidisciplinar en el que han participado artesanas, pedagogas, historiadores, técnicos y estudiantes de Turismo, nos ha permitido organizar un Taller práctico en el cual, entre otros temas, se han estudiado la necesidad del mejoramiento y racionalización de los procesos alfareros: obtención de materias primas, decoración y cocido de las piezas. Así mismo, se ha debatido la necesidad de revalorizar la singularidad y belleza del trabajo manual, del valor de las piezas distintas y de lo imperfecto.

Se ha insistido en la importancia de preservar el entorno natural potenciando la utilización de nuevos hornos alfareros y se ha creado una marca de calidad e identificadora. Todos estos logros demuestran que la paradoja del turismo cultural, desarrollo sostenible y respeto medioambiental es posible cuando las mujeres nativas kechwas asumen con acierto los conceptos de empoderamiento y asertividad.

 

OTROS DATOS DE INTERÉS

Influencia de la Cultura Andina en la Comunidad Nativa Kechwa Wayku

Lamas, conocida como la “Ciudad de los Tres Pisos” está ubicada en la Región San Martín, en la selva alta del nor-oriente peruano y a 22 km. de la ciudad industrial de Tarapoto.

Actualmente, en esta singular ciudad se aprecian dos sectores muy definidos. En la parte alta viven los mestizos y en la parte baja la Comunidad Nativa Wayku, en la que se habla kechwa, que está conformada por los descendientes de los Chankas, confederación de pueblos que ocuparon la región integrada por los actuales departamentos de Ayacucho, Apurímac y Huancavelica.

Diversos cronistas españoles e historiadores lamistos, nos relatan que los Chankas, que tenían sitiado el Cusco, fueron vencidos en la decisiva batalla de Yawarpampa (1.438 d.C.), por el príncipe Kusi Yupanqui, conocido posteriormente como Inca Pachacútec y que fue el creador del gran imperio del Tahuantinsuyo.

Los Chankas sobrevivientes deciden huir hacia los inaccesibles bosques de la Cordillera Oriental. Internándose en la selva atravesaron los fértiles valles de los ríos Huallaga y Mayo hasta encontrar una zona propicia para ubicarse definitivamente. Uno de los grupos, acaudillado por Ankoallo, evocando sus antiguos dominios, se instala en una colina de suave clima donde hoy se ubica la ciudad de Lamas.

 

Conquista y fundación española

Después de más de cien años de infructuosos y cruentos intentos por conquistar la región de los aguerridos lamas, Martín de La Riva y Herrera (Burgos, España) corregidor de Cajamarca y Chachapoyas, financia con su propio patrimonio una expedición y logra apaciguar la zona. El 10 de octubre de 1656 funda la población con el nombre de “Ciudad de la Santa Cruz del Triunfo de los Motilones de Lamas” (punto estratégico entre Moyobamba y Santander de la Nueva España) y la pone bajo la advocación de la Virgen Santísima de la Concepción y por patrono elige a “El Triunfo de la Santa Cruz”.

 

EL ARTE DE LA CERÁMICA LAMISTA

Proyecto de cooperación para el desarrollo España - Perú

Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo - AECID

Dirección técnica: Manuel Méndez Guerrero

Coordinación técnica en Lamas, Perú: Tomás Cotrina Trigozo

Agradecimientos:

- Ayuntamiento de Jérica, Castellón

- Aula Senior de Jérica, Castellón

- Municipalidad Provincial de Lamas, Perú

- Comunidad Nativa Kechwa Wayku, Lamas, Perú

- Museo Chanka y de la Diversidad Lamista

- Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo

- Corporación Turística Amazónica S.A.    

Visto 300 veces